Entradas etiquetadas como economía

Economía Social y Solidaria


“… La pobreza es creada por el sistema, y ​​por lo tanto; si se quiere luchar contra la pobreza, tenemos que cambiar el sistema ”
Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz 2006.


Escuchamos por todas partes hablar de la economía social o economía solidaria, pero ¿sabes lo que es?

La economía social y solidaria es un tipo de economía al servicio de otro tipo de desarrollo. Se habla de economía social para referirse a empresas y asociaciones cuya finalidad se centra más en el ‘valor agregado’ social o ambiental que en la ganancia financiera.

El término “economía social” aparece en la década de 1980, y es más utilizado en algunos países que en otros. En Quebec, por ejemplo, el término economía social engloba la idea de economía social y solidaridad. De hecho, algunos actores e investigadores en Francia creen, como en otros países, que la economía social y  solidaria tiene dos enfoques diferentes.

La Economía Social

La economía social nace en el siglo XIX con la voluntad guiar la producción de bienes y servicios basados ​​en las necesidades de todos y no en el interés de unos pocos. Se trata también de aplicar principios democráticos a las actividades económicas, como “una persona, un voto”, en las juntas generales de accionistas.

Frente a los daños causados ​​por el capitalismo y la revolución industrial en el siglo XIX, los reformadores sociales y los pensadores utópicos buscar alternativas a la nacionalización de los medios de producción. Es así como inventan una forma colectiva para producir bienes y servicios. Crean cooperativas, mutuales y asociaciones. El término “economía social”, de ahora en adelante, hace referencia a todas estas estructuras, que son particularmente activas en la protección social complementaria de seguros, bancos, asistencia social, educación pública, deportes, cultura, la agricultura, entre otros.

La economía solidaria

La economía solidaria aparece en los años 70, en el contexto de desempleo masivo, el aumento de los despidos y la búsqueda de un nuevo modo de desarrollo. Se crean nuevas actividades económicas alternativas. Así aparecen y se desarrollan actividades como el comercio justo, agricultura ecológica y los canales cortos de distribución del productor al consumidor, el micro-crédito (muy exitoso en la India), los sistemas locales de intercambio comercial y las estructuras de integración a través de la actividad económica.

La economía social y solidaria

El término economía social y solidaria (ESS) aparece en la década de 1980 en Francia, tras la acción de ciertos dirigentes del Partido Socialista en favor de “otras formas de actuar.” Es un término que se ha vuelto común en los países de lengua latina (sobre todo francés, español, portugués), pero no en otras áreas lingüísticas.

Los valores de la economía solidaria

La economía solidaria combina la reciprocidad, el mercado, la redistribución dentro de un marco jurídico basado en la libertad de afiliación, sin ánimo de lucro privado  y la igualdad sobre la base de las necesidades reales: la búsqueda de la hibridación de recursos (mercado, no comercial, de carácter no monetario). La economía solidaria no es una economía de la reparación, ella renueva el debate sobre la cohesión económica y social. Surgidas a finales de los años 60, las redes de economía solidaria fueron en su origen un gran número de iniciativas cuyo objetivo era la utilidad social y la satisfacción de nuevas necesidades.

En términos concretos y prácticos …

La originalidad de la economía social es entregar respuestas precisas y concretas a las dificultades de vincular las acciones locales y la posibilidad de una mayor democratización de la economía. La economía solidaria se ha definido gradualmente a partir de las prácticas que han surgido de las acciones individuales y colectivas, que luego son confrontadas a la realidad de un territorio.

Entre otras podemos citar:

• Los residentes, usuarios y profesionales que apoyan los servicios que consideran necesarios,

• Emprendedores que quieren contribuir a la integración de las personas más necesitadas, a través de la economía,

• Los consumidores que se organizan para garantizar la calidad de los productos que compran,

• Los inversores que utilizan su dinero de forma diferente.

Todas estas prácticas, a pesar de la diversidad de situaciones, reúnen características comunes: son de ayuda mutua y la reciprocidad en el corazón de la acción económica: las personas se asocian libremente para llevar a cabo acciones conjuntas que contribuyan a la creación de actividades económicas y puestos de trabajo, fortaleciendo la cohesión social a través de nuevas relaciones sociales de solidaridad.

La voluntad individual y colectiva para llevar a cabo estas iniciativas, que han demostrado los actores involucrados, no puede explicarse únicamente por el interés material. El riesgo asumido por los financistas se entiende gracias a la presencia de un proyecto común: democratizar la economía.

Estas experiencias se organizan en una dinámica ciudadana que promueve la creación de espacios públicos locales, es decir, lugares que permiten a la gente expresarse, debatir, decidir, desarrollar y ejecutar proyectos económicos adaptados a los contextos reales en los que viven. En esta dinámica, las redes de la sociedad civil se fortalecen, pues con su compromiso, contribuyen a la producción de bienes y servicios y la profundización de la democracia.

Tu proyecto

Ahora ya conoces un poco más de la ESS, conoces también tu territorio, tu barrio, así que si miras a tu alrededor, puedes identificar un ‘espacio’ donde se puede generar un pequeño proyecto de economía solidaria. Indaba puede ayudarte y orientarte para que tu idea resulte, y así logres implementar este ‘otro tipo de economía’ que para algunos es el camino para salvar al mundo de la actual crisis económica.
Para más información te invitamos a visitar el link Economía solidaria y social en nuestro sitio: http://indabanetworkfr.wordpress.com/champs-daction/economie-sociale


Marcela Sepúlveda Venegas

 

Anuncios

, ,

4 comentarios

Indaba Network se lanza al crowdfunding


Tras el lanzamiento de indabaXchange, nuestra red social de proyectos, Indaba Network da un paso más: el crowdfunding (en inglés, financiamiento colectivo).

La misión de Indaba Network es apoyar a los grupos de jóvenes que participan en proyectos de cambio social. Para ello, ofrecemos consejos, recursos materiales y técnicas. Pero los jóvenes, también necesitan financiación para sus proyectos.

Sin embargo, no tenemos suficientes recursos propios, ni los medios para proporcionar este tipo de apoyo financiero. Incluso una pequeña cantidad de dinero puede hacer una diferencia. Por ejemplo, en África, con cierto apoyo, los jóvenes pueden crear una pequeña cooperativa de trabajo y servir a la comunidad garantizando al mismo tiempo su subsistencia.

No contamos con recursos propios, pero somos una red de varios cientos de miembros y varios cientos de amigos. Una solución es posible: el crowdfunding.

Históricamente, las personas se han unido para realizar un proyecto, pero el advenimiento de la Internet en los años 90, ha traído nuevas oportunidades. Se puede vincular la producción colectiva y el financiamiento colectivo (crowdfunding).

El uso del método del crowdfunding en la industria cinematográfica se remonta al año 2004, cuando los productores franceses Guillaume Colboc y Pommmeraud Benjamin lanzaron una campaña de financiamiento colectivo por internet para financiar su película Demain la Veille (Lugar para ayer). Ofrecieron, a través de internet, la posibilidad de financiar su película, a cambio de ser listados en los créditos, presenciar la filmación o recibir un DVD. La campaña fue super exitosa y alcanzó en pocos días, cerca de la mitad del financiamiento necesario para la rodar la película (Wikipedia).

En la actualidad, el financiamiento colectivo es ampliamente utilizado en el diseño participativo (la producción de objetos y muebles), la moda (de apoyo a los jóvenes creadores), las películas (producción on-line), las artes escénicas, la música, los juegos de vídeo, las artes visuales, las publicaciones, los medios,  e incluso la ciencia.

Nuestro objetivo es la aplicación de este tipo de financiamiento al campo de proyectos sociales participativos. El principio es simple: Indaba-Network selecciona un proyecto interesante de cambio social desarrollado por un grupo de jóvenes y propone a miembros y amigos de la red financiarlo de forma colectiva. Participan mediante una donación mínima de 10 dólares. Teniendo en cuenta nuestros números actuales, deberíamos ser capaces de obtener con facilidad de 4.000 a 5.000 dólares para apoyar un proyecto. Esto no es una suma grande, pero suficiente para proporcionar la energía necesaria para comenzar.

Nos hemos asociado con una plataforma de crowdfunding especializada: IndieGoGo, que garantiza la seguridad de los pagos y, por supuesto, nos informa, con total transparencia, los resultados de cada campaña.

La primera campaña se puso en marcha. Se llama “Un poco de energía para Angola”. Se trata de ayudar a un grupo de jóvenes argentinos voluntarios, especialistas en energía solar, para equipar y capacitar a los habitantes de la localidad de Mussende en Angola. Toda la información sobre este proyecto puede consultarse en IndabaXchange.

Si podemos hacer que el reto de financiar un proyecto de jóvenes funcione, vamos a dar un paso significativo en el logro de nuestra misión.

Ayúdanos a tener éxito: haz una donación de 10 dólares para apoyar el proyecto de los jóvenes voluntarios de Argentina. Puedes colaborar además movilizando a tus familiares y amigos a hacer lo mismo. El reto es recaudar 5.000 dólares en 45 días. Es necesario que al menos 500 personas donen 10 dólares cada uno.

La pelota está de tu lado!

Estamos seguros que podremos lograrlo, gracias de antemano.

El equipo de Indaba-Network

, ,

1 comentario

¿Sabes qué es BRAC?


Todo el mundo conoce el Banco Grameen fundado por Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz en 2006, promotor del microcrédito. Y ¿Conoces la BRAC, fundada por otro ciudadano de Bangladesh, Fazle Hasan Abed, que acaba de recibir el primer premio WISE por la educación?

BRAC es el acrónimo de Bangladesh Rural Advancement Committee (Comité de Progreso Rural de Bangladesh), no es sólo una ONG, sino probablemente la empresa social más grande del mundo, presente en diez países con más de sesenta mil empleados y el mismo número de voluntarios.

En 1971, Fazle Hasan Abed era director financiero de Shell. Era la época en que Bangladesh estaba en guerra por la independencia, contra Pakistán. Conmovido por la situación de miles de refugiados, dejó su puesto para dedicarse a su país y creó el Comité de Ayuda a la rehabilitación de Bangladesh, primer nombre de BRAC. Después de dos años, dada la magnitud de la tarea escogida, Fazle Hasan Abed decidió dedicarse por completo al BRAC.

Este director financiero inconformista, inspirado en la lectura de Frantz Fanon, Paulo Freire e Ivan Illitch, decide comprometerse a combatir la pobreza en todos sus frentes.

Explica: “no nos podemos contentar sólo con prestar dinero. También es necesario asegurar que las madres comprendan las reglas básicas de higiene para proteger a sus hijos de enfermedades y la deshidratación. Luego, tenemos que educar a esos niños y darles acceso a la educación superior” (Le Monde, 3 de noviembre de 2011)

Para apoyar esta acción multidisciplinaria, Fazle Hasan Abed hizo del BRAC una empresa social, autosustentable en el 70%. El BRAC desarrolla una estrategia integral, que va desde las campañas de salud preventiva a las plantaciones agrícolas. También es una potente organización de microcrédito con $ 1 mil millones de préstamos a más de 8 millones de clientes sólo en Bangladesh. La organización maneja un presupuesto de $ 495 millones y 110 millones de personas se benefician de sus acciones, no sólo en Bangladesh sino también en Sri Lanka, Afganistán, Pakistán, Liberia, Sierra Leona, Haití, el sur de Sudán, Tanzania y Uganda. Es decir, en los países más pobres del mundo.

El BRAC también realiza una acción impresionante en el campo de la educación, desde la impresión de textos escolares hasta la construcción de escuelas y guarderías infantiles. Es por esta razón que el BRAC acaba de recibir el premio WISE a la educación. Volveremos más tarde al premio Wise, la Cumbre Mundial de la Innovación en Educación, una iniciativa de Qatar.

Por ahora vamos a tratar de extraer algunas lecciones de la aventura de BRAC:

  • En primer lugar debemos señalar que los países del Sur son, ahora capaces de iniciativas de gran alcance que cambian el juego en el campo de la ayuda al desarrollo: el Sur ayuda al Sur!
  • Luego, en el momento cuando los tratados y los acróbatas de finanzas mundiales poner al mundo en situación de riesgo, debemos sugerirles que algunos de ellos sigan el ejemplo de Fazle Hasan Abed. Después de todo, es probable que sea más eficiente la idea de crear una organización como BRAC en lugar de perder el tiempo jugando juegos electrónicos de finanza mundial! Hoy en día, no estaría nada de mal tener una media docena de nuevos BRAC!
  • Por último, vamos a lanzar un mensaje a todos los jóvenes graduados de las escuelas de ingeniería y negocios: ¿Has pensado en explorar el campo de la economía social, en lugar de buscar un trabajo en el “mundo de los negocios”? En la actual crisis económica, las empresas sociales lo están haciendo bien. Emplean a más de 11 millones de trabajadores en Europa. ¿No crees que sea una alternativa a tener en cuenta frente al mundo deshumanizado y depredador del capitalismo?

Para más información, visite: http://www.brac.net/

Dominique Bénard

, , ,

3 comentarios

El Sistema, música para el desarrollo social


Vivimos en una época en la que la cultura no tiene la importancia que merece.El arte no es sólo un juego, es una condición personal, social e incluso económica.

Este proyecto, denominado “El Sistema”, nació en Venezuela en 1975 como una fundación que comprende varias orquestas de niños y jóvenes, para salvarlos de la violencia, la delincuencia y las drogas.

Venezuela se enfrenta a graves problemas sociales como el ausentismo, el robo,el abuso de drogas, y el desempleo. En este contexto, “El Sistema” ha reducido el fenómeno de la angustia social y ha fomentado  el deseo de perseguir un objetivo y adquirir las herramientas necesarias para dar más oportunidades de desarrollo personal, social y profesional.

En esta perspectiva, el crecimiento no es sólo visto como una forma de reunir y conciliar las voluntades de varios, sino que también aparece como una sinergia organizacional que da voz a los individuos y sus raíces en la base de la pirámide social (muchos de los participantes pertenecen a las clases sociales más pobres). Tocar en una orquesta, de hecho, no es un simple ejercicio de rendimiento, lo que contribuye a la aparición de una dinámica similar a la que existe en la mas amplia sociedad humana, donde los pensamientos de la gente son escuchados, compartidos o disputados con el resto de la comunidad.

” El Sistema” es un proyecto basado en varios fuerzas, haciéndolo único. Primero, el sistema de orquestas es organizado en una Fundación Central, que controla el circuito de funcionamiento así como muchos juegos de orquestas, coros y centros locales musicales, extendidos a través del territorio de Venezuela. Además, desde 1979 el proyecto  ha crecido continuamentecon la aparición de un líder fuerte, con una educación multifaceted: la J de Maestro. A. Abreu. Finalmente, el Gobierno es el principal asegurador de proyecto: por un lado, esto es definitivamente un incentivo para ganar el apoyo más intenso del sector privado, mientras que por otra parte, esto quiere decir que el programa nunca ha sido abandonado a la piedad de partidarios fragmentados.

“El Sistema” ha comenzado a extenderse más allá de las fronteras de Venezuela como un modelo cultural y social, en el primer año después de su fundación: se inició con la construcción de un sistema de orquestas en América Latina , y hoy en día hay programas como éste de Venezuela en más de 25 países: Argentina, Australia, Austria, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador,Escocia, EE.UU., Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Inglaterra, Italia, Jamaica, India, México, Nicaragua, Portugal, Puerto Rico, República Dominicana, Trinidad y Tobago y Uruguay.

“El Sistema” puede ofrecer experiencias accesibles a todos los seres humanos, independientemente de su identidad étnica, cultural y social, mediante la implementación de distintos procesos de integración social.Además, esta iniciativa puede contribuir significativamente al desarrollo socio-económico de un país.

Por lo tanto, la música es un instrumento de integración social y la comunicación: este concepto puede ser útil para las comunidades locales, así como a nivel mundial.

De hecho, en otras partes del mundo han nacido proyectos musicales con el objetivo de desarrollo social, como en Afganistán o en Argentina. El denominador común de estas iniciativas es la posibilidad de compartir una misión y unirse a los recursos desde una perspectiva ética, institucional y financiera. De esta manera, cada comunidad puede lograr el objetivo común de integración socio-económica y el desarrollo mediante el intercambio de música.

Esta teoría es también una invitación a todos para tratar de lograr algo útil para un desarrollo mundial más equitativo, aumentar el valor de la cultura y especialmente la música.

Maria Francesca Ghellere

, , , ,

1 comentario

La crisis: ¿Hasta cuándo?


El punto de partida 

Después de la caída de Lehman Brothers en 2008, la crisis financiera global se extiende.   A muchos estados se le disparó el déficit para poder mantener la actividad e ir en ayuda del sector bancario. Una vez “salvados”, los mercados están comenzando a cuestionar la sostenibilidad de la deuda pública, incluso aquellos que la inventaron con el fin de rescatar y tratar de sacar a la economía del caos en que había caído.

A nivel mundial, la deuda pública en la zona del euro, muy favorecida por el apoyo de los bancos, pronto será vista como el eslabón más débil. No por su tamaño (mucho menor que los EE.UU., Reino Unido o Japón), sino que debido a algunas fallas institucionales en la zona europea del euro.

De hecho, el Tratado de Lisboa prohíbe la solidaridad a los países miembros en caso de crisis graves en uno de ellos, por otro lado el Banco Europeo (BCE) no tiene derecho a adquirir títulos de la deuda pública en la zona del euro. De esta forma estos países se presentan ante los mercados de capitales como un terreno privilegiado para maniobras financieras. Los especuladores van a hundirse en este error.

El mecanismo

Cuando un banco presta dinero, se corre el riesgo de que el prestatario no pueda pagar. Para cubrir este riesgo, el banco busca otra institución financiera para comprar una especie de seguro. La entidad financiera se compromete a cubrir la deuda del prestatario y recibe a cambio de este servicio una prima a plazo fijo pagada por el poseedor del título. Esta prima se llama en las finanzas internacionales, “Credit  Default  Swap” (CDS).

Cuanto mayor es el riesgo de incumplimiento del prestatario, mayor será el costo de los CDS. Cuando, por ejemplo, una agencia de baja calificación como Grecia, significa que el riesgo financiero internacional de incumplimiento es mayor, por lo tanto, el precio de los CDS aumenta. Sin embargo, los CDS son productos independientes: los inversores pueden libremente comprar y vender CDS sin mayor obligación. Ellos tienen, obviamente interés en que los precios de los CDS aumenten. “Es como si alguien comprara un seguro contra incendios en la casa de su vecino. Este intentará prender fuego a la casa para cobrar el seguro”, resumió el primer ministro griego, George Papandreou.

El juego de la especulación está abierto: El método principal es hacer las compras o ventas al “descubierto” especular sobre el aumento (o disminución), a futuro (o a plazo) de cualquier valor. Para ello, los especuladores pueden operar sobre masas importantes y comprometer sólo una parte muy pequeña de dinero en efectivo.

De este modo se establece un círculo vicioso: Entre mas baja en la nota de las agencias de calificación para un país, mayor es el aumento de los CDS, entre mas dinero ganan los especuladores más alta es la deuda del país, más el Gobierno introduce medidas de austeridad y así sucesivamente. Los préstamos mas antiguos están parcialmente cubiertos por el nuevo endeudamiento, la deuda continúa creciendo a pesar de los reembolsos.

Frente a la crisis de Grecia, el gobierno ya ha eliminado cientos de miles de puestos de servicio civil (nueve jubilados de 10 no serán reemplazados). Al mismo tiempo, los sueldos, las pensiones, las licencias médicas pagadas se reducen; aumentan los impuestos indirectos, el reembolso de la atención médica es reducido. Es decir, una política más liberal y socialmente injustas, se está instalando en el país.

La situación es la misma en Irlanda.

Esto se ve agravado por la adopción de políticas económicas liberales que tienden a reducir sistemáticamente el impuesto de los más ricos con el pretexto de fomentar el crecimiento. El resultado es aumentar el déficit público y la destrucción de todos los mecanismos de solidaridad social.

¿Hasta cuándo?

Los Estados, agotados de haber socorrido generosamente a los bancos,  ruegan  al FMI y al BCE, por un préstamo para llegar a fin de mes. Se les obliga a elegir entre el servicio o la quiebra. Los votantes no han tenido derecho a expresarse. Grecia, Irlanda, Portugal, se han convertido en protectorados administrados por Bruselas, Frankfurt y Washington. ¿El sueño de Europa resistirá todo eso? ¿Por cuánto tiempo las personas aceptarán pagar los excesos de las finanzas desreguladas? Los “indignados” comienzan a hacer oír su voz.

, ,

1 comentario