Economía social y solidaria


«La pobreza no ha sido creada por los pobres, no es una deficiencia vinculada al individuo, es algo que se les ha impuesto, la pobreza es creada por el sistema, y pues; si usted quiere luchar contra la pobreza, hay que cambiar el sistema» Muhammad YUNUS, Nobel de la paz 2006, el inventor del microcrédito

« Con la libertad de circular concedida a los capitales y la desregulación de los mercados financieros proliferaron nuevos productos financieros y fondos especulativos de toda clase: su solo objetivo es producir de la plusvalía bursátil, cuyo crecimiento a largo plazo es asegurado por el de la plusvalía efectiva, en las empresas, permitido por una presión creciente sobre los salarios. Estos fondos voraces necesitan drenar sumas siempre más importantes, de donde la voluntad de destruir los sistemas de jubilaciones y de seguro de enfermedad para captar el ahorro de los asalariados

En una crisis bursátil, ninguna riqueza efectiva «se vuelve humo » ya que sólo la burbuja ficticia se hunde y ya que la pérdida de un especulador es la ganancia potencial de otra. En cambio, la recesión económica que resultará posiblemente será pagada por los trabajadores, los hogares endeudados y las poblaciones más frágiles del mundo.

La verdad sobre el capitalismo financiero está allí, totalmente desnuda. Un sistema que le quiere asegurarles el 15 o 20 % al año de rentabilidad a los accionistas y que pretende pasarse sin todala  regulación pública, confiando el planeta a la ley del mercado, es mortífero ». (Http: // www.france.attac.org/)

 Este sistema desenfrenado provoca por todas partes un crecimiento del desempleo (jóvenes en particular) y un aumento sin precedente de las desigualdades. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) prevee que 380 millones de personas cada vez mas en los países en vías de desarrollo vivirán con menos de un dólar al día de aquí a 2015, y que los objetivos mundiales todos de desarrollo de la educación primaria no padecerán si la tendencia actual se prosigue: 47 millones de niños en los países en vías de desarrollo no serán escolarizados en 2015

La cuestión esencial es ésta: ¡el hombre no debe estar en el servicio de la economía, es la economía que debe estar en el servicio del hombre! Una manera concreta de luchar contra la deriva loca de la economía es promover la economía social y solidaria.

Este término designa de una parte un conjunto de empresas sociales que funciona sobre principios de igualdad de las personas (1 persona 1 voz), de solidaridad entre miembros y de independencia económica, y por otra parte actividades que pretenden experimentar de nuevos “modelos” de funcionamiento de la economía, tal como el comercio sostenible o la inserción por la actividad económica

Un empresario social es alguien capaz de reconocer un problema social y de utilizar los principios empresariales para organizar, crear y administrar una empresa con vistas a crear cambios sociales (Wikipedia). Las empresas sociales venden bienes y\o servicios para generar provechos como las empresas normales, pero utilizan estos provechos en beneficio de la sociedad entera y no solamente al beneficio de algunos.

Las empresas sociales pueden pues, ser para los jóvenes un modo pertinente de atravesar dos de los umbrales importantes hacia el estatuto adulto: acceder al mercado del trabajo y encontrar un sitio en el seno de su comunidad para ser aceptados como ciudadanos responsables.

« Los empresarios sociales no se contentan con dar un pez o con aprender a pescar. No tomarán descanso antes de haber revolucionado la industria de la pezca. » – Bill Drayton, PRESIDENTE y fundador de Ashoka, una organización mundial sin objeto lucrativa que se dio para fin a desarrollar la profesión de empresario social.

 

EJEMPLOS DE EMPRESAS SOCIALES

He aquí algunos ejemplos que ilustran los tipos diversos de empresas sociales que existen en los países industriales tanto como en los países en vías de desarrollo:

  • Tipo A: La empresa ética: Nontwehnle Mchunu, una joven mujer de África del Sur, tuvo la idea de utilizar el cacao producido en África para crear la primera marca africana de chocolate de calidad superior. Sin embargo, no es animada solamente por el proyecto de hacer negocios sino también por el de actuar para la solidaridad y el cambio sostenible. Su ambición es desarrollar una empresa próspera capaz de contribuir a la creación de empleos en los “asentamientos” de Africa del Sur (donde la tasa de desempleo es del 40%) y contribuir al accedo de los jóvenes a la formación profesional.
  • Tipo B: los empresarios del sector del voluntariado: Imagine una organización que desarrolla un programa para ayudar a los jóvenes con discapacidad para acceder al empleo. Durante varios años ha impartido formación a los comerciales de plomería y ahora cuenta con un equipo de trabajadores cualificados con un servicio de venta. Se recibe un subsidio de la municipalidad, pero sólo por un período de dos años y sin ninguna garantía de continuidad. Para estar seguros de que podemos seguir capacitando a las personas con discapacidad, los dirigentes de la asociación han decidido concentrar todos sus esfuerzos en crear un negocio en lugar de limitarse a la gestión de un “proyecto”. Con las ganancias, ellos pueden pagar los salarios reales para los empleados y ayudar a financiar la formación de nuevos alumnos.
  •  Tipo C: una sociedad mercantil humanitaria: La asociación humanitaria C es muy pequeña pero sostiene desde hace muchos años la investigación de un tratamiento para una enfermedad degenerativa rara. Hasta ahora, esta asociación se apoyaba en subvenciones concedidas por el gobierno y en donaciones privadas. Como la enfermedad contra la cual lucha es muy rara, goza de poca atención por parte de otra gente. La asociación decidió lanzar una sucursal comercial para generar rentas regulares sin contravenir las reglas de las asociaciones sin ánimo de lucro. La sucursal comercial desarrolló una enseñanza terapéutica especializada, que hizo patentar, y que les propone a los médicos de los hospitales y de las clínicas del mundo entero para abordar la enfermedad. Los provechos realizados son reinvertidos en la investigación.
  • Tipo D: la reactivación de un negocio por los empleados: El comercio de proximidad D siempre había sido independiente antes de ser tomado por una gran cadena de tiendas. Pero la cadena acaba de decidir que este comercio de proximidad no era rentable a causa de su localización en un barrio desfavorecido de la ciudad y que debía ser cerrado. Los empleados, entre los que varios ya estaban allí antes de la fusión, no están de acuerdo y piensan que el barrio necesita un comercio de proximidad porque el supermercado más próximo está situado a varios kilómetros de distancia. Son cuidadosos del hecho de que los habitantes del barrio, particularmente los niños, no consuman bastantes frutos y verduras. Deciden utilizar la indemnización de despido que recibieron para rescatar las existencias y la licencia de la tienda y crear una cooperativa en la cual cada empleado tendrá el mismo número de acciones y una posibilidad igual de participar en las decisiones. Asociándose así, tuvieron éxito y lograron conservar su empleo, esto le permitió al barrio conservar su comercio de proximidad.
  • Tipo E: asegurar un servicios públicos: En el momento en el que el Gobierno delega  cada vez más servicios públicos al sector privado, la empresa E ha sido creada por individuos representantes varios grupos deseosos de conservar la limpieza de las calles como parte del dominio público. Usuarios, elegidos municipales y dirigentes de empresas locales ocupan un lugar  en el consejo de administración de esta empresa sin ánimo de lucro que respondió con éxito a una licitación de la municipalidad. Su misión es hacer el mejor uso posible de los fondos públicos para asegurar un servicio de calidad en lugar de buscar el máximo de provechos para accionistas exteriores.

COMENZAR UNA EMPRESA SOCIAL

Crear una empresa social o sostener una empresa social puede ser un proyecto de un gran interés para un grupo de jóvenes. ¿Cuáles son las etapas que hay que seguir?

Una empresa social es primero una empresa como otras. Usted debe hacer un estudio de mercado, tener una contabilidad, pagar impuestos, respetar la reglamentación y hacer todo lo que otra empresa debe hacer. Además de eso usted tendrá otras obligaciones vinculadas a su fin social.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: