De nuestros corresponsales


QUE HACER CUANDO TU JEFE NO ESTA

Aunque suene muy atractiva la idea, menos, deseo enumerar las actividades extra laborales que se podría gestar, lo que si deseaba opinar es referente al Empoderamiento a los empleados, en algunas filosofías de trabajo, llámese Gung Ho (Blanchard y Bowles), El Vuelo del Búfalo (James A. Belasco y Ralph C. Stayer), entre otros,  recalca la repartición del poder a los colaboradores, propiciando un ambiente de pura energía colaborativa, un destello en la producción, pero que seguir? Acaso perderé poder como Gerente? Pero si yo tomo las decisiones?  Son algunas preguntas que muchos nos haríamos, claro si lideramos una parte de nuestra organización:

Todo empieza cuando el líder de la organización, propicia este cambio, es decir que él mismo, tenga la clara convicción que debe ceder a tal acto, pero hay que tener cuidado, cuando se use esta filosofía, es “Fundamentar y no Aplicar”, ha resultado casos que al “aplicar” sin fundamento, los colaboradores han hecho su versión de anarquía 2.0.

Los pasos son simples y progresivos, propiciar un ambiente de confianza, explicarle lo importante que es su trabajo, recibir opiniones de los colaboradores sobre su trabajo y otros puntos de nuestra organización, tomarles la atención necesaria; el siguiente paso, dejarles que ellos tomen las decisiones en aspectos que ellos conocen y concederles poder – alto / hey / que?  – alguno mas pensaría sobre este punto, pero es cierto, conceder el poder que se les esta conferido, notaran que no los defraudarán.

En la institución que estuve algún momento, tuve un cargo donde todos dependían de mis comentario o decisiones, cree sin pensarlo en un ambiente cargado de paternalismos y centralismos; los miembros decayeron en su rendimiento como individuos y los grupos de personas conformadas de la misma forma; una “lobotomía”  propicio un cambio, el grupo humano que ahora dirijo tiene una independencia de decisión, dando bueno resultados, mi intervención es solo una guía y orientación. Pero cuando hay que intervenir, lo hago (solo en casos necesarios).

Otro consejo, para los que llegaron a este punto; alguna vez escuche a un gerente de una gran compañía trasnacional, que su política era “Trusted and Verify”, así es en traducción a nuestra lengua seria algo como “Confía y verifica”, confía si, pero ten mecanismos o indicadores, que lo que estas implementado funcione, ojo no esperes resultados inmediatos, de la forma como lo fundamentes y apliques progresivamente, veras una mejora continua de forma sostenible. Muchos éxitos en el cambio.

Andrés Herrada, Perú.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: