Archivos para 19 marzo 2012

¡Ayudemos a Rose Wataka!


¿Conoce usted a Rose Wataka? Probablemente no. El mensaje de Rosa nos llegó a través de IndabaXchange, nuestra red social de proyectos, como un mensaje en una botella arrojada al mar. Su mensaje casi no llega a tener la oportunidad de ser leído y tomado en cuenta.

Sin embargo, no es un mensaje que venga de otro mundo; Rose Wataka vive en Webuye, un pueblo con 19, 000 habitantes en el distrito de Bungoma, al noroeste de Kenia. El vecindario donde ella vive se llama Muslim State (Estado Musulmán) y cuenta aproximadamente con 200 familias. Rosa y algunos de sus amigos han creado una organización llamada: Muslim Estate Self Help Organization (Organización de Autoayuda del Estado Musulmán).

El propósito de esta organización es movilizar a la población local para poder resolver problemas cruciales, como el de recolectar y reciclar basura.

África le hace frente a los desechos

Anteriormente, en las villas africanas, la mayor parte de los desechos eran orgánicos y la naturaleza misma podía reciclarlos fácilmente. Actualmente, la mayoría de los africanos vive en ciudades grandes y va gradualmente adaptando el estilo de consumo occidental. Llegan a comprar la misma comida, las mismas bebidas y los mismos productos de consumo como la gente lo hace en Europa y América. Por esta razón, así como nosotros lo hacemos, ellos producen una considerable cantidad de desechos, que en gran cantidad son tóxicos y no son biodegradables. Como ejemplos podemos mencionar los empaques de aluminio, las pilas/baterías almacenadas ya usadas, los residuos de aceite, y las bolsas de plástico. Hoy en día, inclusive se usan bolsas de plástico en los mercados tradicionales. En todos los países africanos, los turistas pueden ver en el campo bolsas plásticas de color negro enganchadas en las ramas de los árboles o esparcidas en el suelo en los campos. Las bolsas durarán cientos de años, contaminando el suelo, mientras que los animales corren el riesgo de atorarse o ser estrangulados con ellas y luego, morir. La quema de estas bolsas despide dioxina, sustancia que envenena la atmósfera.

Procesos de reciclaje

Los países industrializados han logrado un considerable progreso en reducir la contaminación. Se ha llegado a establecer mecanismos para la recolección y el reciclaje de desechos que en otro caso serían destinados a vertederos. Esto implica:

1. Un control administrativo que regule el manejo de desechos y prevé sanciones en caso de incumplimiento;

2. La educación de los ciudadanos para incorporar nuevos hábitos de nuevos modelos de consumo, mientras se fomenta una conciencia sobre los problemas ambientales;

3. Movilización financiera para la implementación de una infraestructura que supervise la clasificación, recolección, y eliminación de los desechos.

Exportando contaminación

Pero todo esto está simplemente fuera del alcance de los países más pobres. Por lo tanto, al exportar nuestros productos hechos en las naciones industrializadas a los países no industrializados, también les exportamos nuestra contaminación. A veces, nosotros, en los países más ricos, hacemos muchas cosas peores. Las sociedades occidentales aprovechan la debilidad de algunos estados del sur (por ejemplo, Somalia), fraudulentamente vaciando en sus costas desechos industriales y nucleares, siendo ambos muy peligros y muy costosos para ser reciclados. Aparentemente, los africanos pueden llegar a morir por culpa de nuestros desechos si podemos ahorrar el costo de reciclaje. La única solución al alcance de los países pobres es movilizar a las personas para concientizarlas sobre el problema y conseguir que desarrollen sus propias acciones necesarias para recoger y reciclar desechos. Esto es lo que a Rose y a sus amigos les gustaría hacer en Wataka con la Muslim Estate Self Help Organization (Organización de Autoayuda Propia del Estado Musulmán).

La batalla de Rose Wataka

Rosa tiene 52 años y es profesora. No es especialista en recolección ni reciclaje de desechos, es solo una mujer consciente de los peligros que representa la falta de manejo de desechos, y la amenaza que esto representa para el ambiente y la salud de la población. Debemos ayudar a Rosa Wataka.

He estado conversando con ella por varias semanas en Internet.

Probablemente ella esté usando un internet café para ponerse en contacto conmigo. La estoy ayudando poco a poco a diseñar un proyecto de acción viable. No es un modelo listo, proyectado desde lejos hacia donde está ella, sino que es un plan de acción creado por ella y sus amigos haciendo uso de sus recursos, en relación a la situación en la que viven y los problemas por los que atraviesan. En muy poco tiempo, Rosa y sus amigos van a crear un grupo en IndabaXchange, para que puedan contarnos directamente sus sueños y lo que necesitan.

Ayudemos a Rose

Ayúdenos a ayudar a Rose. ¿Quién de entre ustedes tiene las competencias o experiencia necesaria en el campo de recolección y reciclaje de desechos en países en vías de desarrollo? ¿Tiene usted ideas de cómo generar ganancias y puestos de trabajo con el reciclaje? ¿Quién está disponible para ayudar a construir un proyecto viable? ¿Quién está dispuesto a invertir algo de dinero para colaborar con la compra de equipos y herramientas básicas? Por encima de la ayuda que se requiere para empezar la acción, lo importante es poder ayudar a Rose y a sus amigos a encontrar soluciones para poder capacitarse y que ello les permita seguir con esta acción.

Contamos con ustedes.

Dominique Bénard

Traducción de Laura Lambruschini, Perú

Deja un comentario