Archivos para 20 septiembre 2011

¡Jóvenes voluntarios, levántense!


El Foro europeo Juvenil (YFJ) es una plataforma independiente, democrática, conducida por juventud, representando  98 Consejos Nacionales Juveniles y Organizaciones Internacionales Juveniles desde más allá de Europa. El YFJ trabaja para autorizar a jóvenes para participar activamente en la sociedad para mejorar sus propias vidas, por representando y abogando por sus necesidades e intereses y aquellos de sus organizaciones hacia las Instituciones europeas, el Consejo de Europa y las Naciones Unidas.

Del  pasado 7 al 11 de septiembre de 2011 en Bruselas-Bélgica se celebró el segundo encuentro de jóvenes voluntarios como parte del Foro Europeo Juvenil, Indaba estuvo haciendo parte del encuentro, conociendo jóvenes voluntarios de todo el mundo, organizaciones y personas altamente comprometidas esta labor a nivel mundial.

Nos encontramos con un panorama de colaboración, de proyectos para las juventudes y liderados por jóvenes emprendedores, tuvimos la oportunidad de dar a conocer nuestra red Indaba-Network y de compartir nuestras expectativas y formas de difusión de la información, así mismo tuvimos la oportunidad de conocer proyectos que se adelantan en Europa, África y América Latina en el tema de voluntariado.

Existen muchas organizaciones en todo el mundo que acogen jóvenes desde la salida del liceo para mostrarles los beneficios sociales, personales y políticos que tiene ayudar a otros de manera voluntaria, también algunas donde se hace donación de saber, nos encontramos entre muchas con organizaciones como voluntarios de Naciones Unidas http://www.unv.org/es.html y muchas otras que nos enseñaron el valor de compartir conocimiento, tiempo y experiencias con otros. Te invitamos a buscar en tu país redes de voluntarios!

Este tipo de encuentros nos muestra que la fuerza emprendedora de la juventud es una fuente inagotable de posibilidades, nos enseña que Indaba le está apostando a creer y capacitar jóvenes en todo el mundo para crear empresas sociales, para llevar a cabo proyectos que cambien realidades; nosotros también trabajamos desde el voluntariado, compartimos conocimientos de todos quienes componen nuestra red de trabajo, constantemente el conocimiento se encuentra circulando, con el objetivo de tocar cada vez más personas en todo el mundo.

Indaba los invita a conocer, a indagar sobre todo aquello que podamos construir para nuestra sociedad, a informarnos sobre las acciones que se adelanten en temas de juventudes y de cooperación, a construir una respuesta al cómo nos podemos apoyar unos a otros para hacer del mundo un mejor lugar, para nosotros y nuestros hijos.

Anuncios

Deja un comentario

Generación Treinta Años


Ella, nació después de la guerra fría y la liberalización de las costumbres, vió la tierra del espacio, ella sabe de la fragilidad del planeta, ha sido instruida más ampliamente, navega en la globalización virtual, sabe cuántos humanos desesperadamente son pobres y otros infinitamente ricos, ve que el sistema económico se asfixia de crisis en crisis y padece de eso, pero cree que la sociedad puede ser más democrática y la generosidad eficaz.

La vemos por todas partes reunirse para hacer moverse sociedades que se rompen en sus esclerosis viejas, arrastrando a padres y madres en su deseo de otro mundo. Tomó la palabra.

¿Quién escucha el mensaje?

¿La sordera de los hombres (y algunas mujeres?) de poder parecerse a los tres monos célebres que se taponan los oídos, los ojos, la boca. ¡Pero no ver nada, no oír nada, no decir nada es una sabiduría para aquellos qué dirigen, es un signo de inconsciencia, es bailar cuando fluye Titanic!

La generación treinta años, si no tiene las soluciones, plantea el verdadero problema: cambiamos de mundo. Los modelos del último siglo se sofocan y algunos llegaron al cabo de toda lógica cuando mil millones de dólares desaparecen en un nano segundo sin control, cuando millares de vidas son mutiladas por un Consejo de administración sentado en la cumbre de una torre, cuando millones de hectáreas se desertifican en algunos meses, cuando el país que hizo pensar en el mundo es visto sólo como un nada importante.

¿Quién reinventa el mundo?

¿Dónde están los intelectuales, los que antaño convencieron de la necesidad de instruir, de la fuerza de un derecho para todos y todas, el tamaño de instituciones mundiales? ¿Y si no había más intelectuales solitarios a voz fuerte, sino una inteligencia colectiva que desfila en las calles, acampa sobre las plazas, abiertamente debate, a la escucha del mundo, los ojos abiertos?

Entonces hay que ayudar a edificar el nuevo mundo, las nuevas fronteras, las estructuras nuevas, las artes desconocidas que nacen de grandes trastornos. Qué se tranquilice, mis setenta años no padecen de juventud senil. Pero si creo en la empresa de Indaba, es porque por todas partes hay que hacer aumentar la mancha de aceite, para que lo que se inventa se difunda y se reparta, y, eventualmente, para que mis congéneres (y los generaciones siguientes) amplíen la voz de la “generación treinta años ” que divisa otro mundo en la indiferencia de los poderosos y a veces bajo los golpes del nervios.

¡Oh, los treintañales, aullé todavía mucho más! A veces mi voz se sofoca…

Michel Seyrat

Deja un comentario

Las lecciones de la tragedia en Utoya


La gente rinde homenaje a las víctimas después de un servicio a la catedral de Oslo (The Guardian Eyewitness)

El 22 de julio de 2011, en Noruega, un desequilibrado contaminado por las ideas de la extrema derecha, mató a 77 personas, entre las que estuvieron 69 jóvenes del partido laborista reunidos para su universidad de verano en la isla de Utoya. ¡Setenta y siete víctimas para una población de 4.800.000 habitantes, en proporción esto daría una matanza de más de 960 personas para un país de 60 millones de habitantes, como Francia, o más de 4900 personas para un país de 306 millones de habitantes como los Estados Unidos de América, sea más que el número de víctimas del 11 de septiembre de 2001!

La fuerza de la moderación

Podíamos esperar que la población noruega reaccionara de manera violenta incluso histérica. No hubo nada de eso. Noruega entregó al mundo entero una lección de moderación y de democracia. El país está en campaña electoral plena: las elecciones municipales y regionales se efectúan el 12 de septiembre. Después de haber perdido 69 de los suyos, masacrados en la isla de Utoya, los jóvenes laboristas, los principales blancos del asesino, están de vuelta, y tienen sed de desquite, pero un n desquite muy noruego, que se considera ejemplar, hacia otros, no contra otros. Hacen campaña para defender el espíritu de tolerancia, una de las principales características de la democracia en Noruega.

El periódico Le Monde cita las declaraciones de Asmund Aukrust, 26 años, vicepresidente de AUF, la federación de las juventudes laboristas, y superviviente de Utoya: “El asesino quería detener el reclutamiento por la AUF. Pues es importante manifestar votando y comprometiéndose en la vida política o en cualquier asociación, dice con calma. Es la sola respuesta posible para nosotros”. El objetivo es tener una tasa de participación récord, signo de sobresalto democrático…

La fuerza de la democracia

Cuando el terrorismo golpea una democracia, la sola respuesta inteligente es aquella que había preconizado el Primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, la misma tarde del atentado: “más democracia, más apertura” He aquí la lección de Utoya, el que  la admirable Noruega le da al mundo: frente a los problemas cualesquiera que sean, una democracia no se cierra, no abandona sus principios, responde con más democracia porque la búsqueda de soluciones exige la libertad de pensamiento, la libertad de opinión, la libertad de la prensa, el debate democrático y la alianza de la gente sobre los valores democráticos.

 

La fuerza del civismo

Todos los partidos conocieron una ola de adhesión después del atentado del 22 de julio, en particular por parte de los jóvenes. He aquí un punto que debemos anotar: en  Reino unido, en Francia, en España, en Grecia, en Chile, en los países árabes, los jóvenes “indignados” hacen esperar su voz y protestan contra un sistema económico injusto y corrupto, incapaz de proponer a las nuevas generaciones un futuro digno y estable.

Las protestas son necesarias, indispensables, pero no bastan. Lo que va a contar en los próximos años es el compromiso de los jóvenes en los partidos políticos para hacer emerger soluciones justas e innovadoras. ¡Dejemos la negativa con la política! Los partidos políticos son necesarios; si la gente honrada y decidida a cambiar las cosas no se compromete a eso, les dejan el sitio a los corruptos, a los arribistas, a los imbéciles y la democracia se bloquea.

La escuela y todos movimientos de juventud deberían formar a los jóvenes en el debate democrático y animarles a comprometerse en los partidos políticos lo antes posible. El mal viene menos de la acción nefasta de los criminales que de la inacción de la gente honesta.

Dominique Bénard

Deja un comentario

No tengo los mismos valores que los Boy Scouts of America


"Debemos excusar a Billy, tiene convicciones religiosas muy profundas"

El sitio web “Women’s Views on News” (http://www.womensviewsonnews.org) acaba de publicar la siguiente información:

Los Boy Scouts of America destituyeron a una madre lesbiana, Denise Steele, responsable de la tropa Scout de su hijo, después de haberse conocido su orientación sexual.

La organización prohibe a los ateos, a los agnósticos, y a las personas que han declarado su homosexualidad ser responsables Scout, y su derecho a discriminar ha sido confirmado muchas veces por los tribunales tanto a nivel de los estados tanto como a nivel federal.

En 2004, la organización adoptó la siguiente declaración politica: “Los Boy Scouts of América consideran que la conducta homosexual es incompatible con la obligación formulada en la Promesa Scout y en la Ley Scout de ser moralmente correcto y limpio en sus pensamientos, sus palabras y sus actos.

La conducta de los jóvenes miembros de la Asociación debe concordar con la Promesa y la Ley Scout, y la pertenencia a Boy Scouts of America está subordinada a la voluntad de aceptar los valores y las creencias de ser Scout.

La mayoría de los niños ingresa al Escutismo cuando tienen 10 u 11 años. Mientras continúen en el programa, se espera que todos los Scouts tomen posiciones de liderazgo. En el caso improbable de que un joven se declarara homosexual, no estaría en posición de continuar en el Movimiento en una cargo de liderazgo”.

He sido Scout desde 1954 y disfruté mucho del Escultismo tanto a nivel nacional como internacional, pero después de haber leído esta noticia, debo decir que no tengo los mismos valores que el Boy Scouts of America.

La declaración ” la conducta homosexual es incompatible con la obligación formulada en la Promesa Scout y en la Ley Scout de ser moralmente correcto y limpio en sus pensamientos, sus palabras y sus actos”, es un juicio discriminatorio basado en varios prejuicios que son discutidos por la ciencia moderna:

  1. La homosexualidad es una orientación sexual, no es un pecado. Es un elemento de la personalidad de ciertas personas, un porcentaje de la población que se mantiene en todas las culturas y en cualquier período la historia. Los jóvenes, los niños y las niñas, descubren su orientación sexual en la adolescencia. Sólo una minoría se da cuenta que son homosexuales. Es dramático, casi criminal, decirle a estos jóvenes que su orientación sexual no es “moralmente correcta y limpia”. Muchos adolescentes se suicidan por esta misma razón.
  2. En casi todos los países, la homosexualidad entre adultos de mutuo consentimiento ya no está considerada un crimen, salvo en ciertas sociedades extremadamente intolerantes. Sin embargo, las personas que tienen prejuicios contra la homosexualidad mantienen una confusión entre homosexualidad y pedofilia. En el seno de los grupos de jóvenes, las personas homosexuales no representan una mayor amenaza que las personas heterosexuales. Los pedófilos son la amenaza, pero estos pueden ser tanto heterosexuales como homosexuales. Los Boys Scouts of América deberían saber esto, ya que hace algunos años, uno de sus principales dirigentes, uno de los que animan los prejuicios y la discriminación hacia las personas homosexuales, fue condenado por pedofilia.

A mi parecer, es dramático para los jóvenes en América y para el Movimiento Scout en general, que una de las organizaciones Scout nacionales más grandes, conserve y promueva este tipo de posición medieval.

Todos aquellos que creen en una educación abierta y positiva, de acuerdo a la visión de Baden-Powell, fundador del Movimiento Scout, deberían hacer presión sobre Boy Scouts of America con el fin de que cambien su política desastrosa.

Dominique Bénard

,

4 comentarios